shutterstock_260727794 (2)
Beatriz Novoa

Beatriz Novoa

Coordinadora académica en Ayo Education

5 lecciones que me dejaron mis maestros

Hola, soy Miss Bety tengo 48 años, vengo de una dinastía de maestras y por ende yo también soy maestra, a mí en lo personal la vieja escuela me gusta más que lo que veo en estos tiempos. ¿A qué me refiero con esto? Hoy los maestros tienen tanta carga de trabajo que no se dan el tiempo para dejar una semilla en sus alumnos como aquellos maestros que a mi me tocaron, no quiero decir que hoy en día no hay maestros buenos, claro que los hay pero las exigencias de los tiempos de ahora no les permite poder ver al alumno como un ser humano en desarrollo y que muchos, mas que un profesor, necesitan un consejero que los guíe.

Es por eso que decidí, ahora que soy coordinadora académica y tengo a mi cargo más de 30 maestros, dejar huella en mi equipo compartiendo los consejos de los maestros que han marcado mi vida. Como soy maestra y me encanta enumerar mis ideas, se me ocurrió escribir 5 lecciones de vida las cuales me dejaron mis maestros.

1.   El trabajo duro da sus frutos

Mi profesor de matemáticas, el profe Armando (guapísimo por cierto, raro que un profe de mate sea guapo), siempre me decía que el trabajo duro asusta a cualquier estudiante, decía que los maestros de hoy entienden que algunos estudiantes pueden ser excepcionalmente dotados, y otros no, pero al final, los más inteligentes y los no tanto también fallarán ya que no hay una sustitución real para el trabajo duro. Obviamente, el dicho dice que, si quieres algo, debes estar dispuesto a trabajar igualmente por ello.

2.   Dar respeto, obtener respeto

Gran parte de mis maestros me han dado buen ejemplo. Esto se debe a que la mayoría de ellos es consciente de que, si respetan a sus alumnos, la mayoría devolverá lo mismo. Esta es una valiosa lección para aprender de los maestros, ya que nos permite ser más humildes y simples en la vida. Palabras de Miss Soco, mi maestra de sexto de primaria la cual era muy estricta, fue la primera Miss que me mandó a lavar la cara pues iba yo maquillada como si fuera al antro, y eso para una niña de 13 años no era correcto, me dio mucho coraje en su momento, pero después entendí el porque de la palabra respeto.

3.   El trabajo en equipo trae una gran recompensa

El trabajo en equipo es una habilidad importante y valiosa que se enseña en casi todas las escuelas. Los maestros de hoy creen que es imperativo que un niño entienda el significado del trabajo en equipo y los beneficios involucrados. Las escuelas brindan esta oportunidad para que los niños trabajen juntos y logren algo. Y eso cómo me costó trabajo, fue mi profesor de Literatura ya en la carrera el que nos conminó a trabajar en equipo no nada más entregando un trabajo, si no debíamos de conformar un elenco y hacer una obra de teatro con un guion original, así me convertí en la Señora Tejero en Un Espíritu Travieso, obra que duró varios días en la cartelera del teatro de la universidad.

4.   Siempre toma decisiones inteligentes

Mi maestro de educación física el Profe Roberto, decía que las decisiones inteligentes son parte integral del desarrollo individual. Un buen maestro siempre enseñará a los estudiantes a sopesar las posibilidades, ya que una serie de malas decisiones puede llevar a un fracaso extenso. A menudo se piensa que los estudiantes piensan cada decisión, ya que cada paso tiene una consecuencia. Con el tiempo, aprendemos a tomar decisiones más inteligentes. Bueno a veces, creo que yo no entendí bien esa parte el día que decidí firmar el divorcio con el papa de mis hijos. Apenas hace algunos años he entendido que una mala decisión conlleva a una cadena de grandes consecuencias.

 5. No podemos controlar todo

Con el tiempo, según Miss Laura mi maestra de español, aprendemos que hay tantas cosas en este mundo que nunca están realmente bajo nuestro control. Por ejemplo, ir a la escuela y estudiar en un aula con libros es algo seguro y hay que hacerlo, son solo algunas cosas que están dentro de nuestro control. Un buen maestro nos enseñará que hay aspectos en nuestra vida que siempre estarán fuera de nuestro control y que debemos adaptarnos. Y tenía razón, algo que no estuvo dentro del control de nadie fue cuando después de hacer el mega simulacro en la escuela donde era directora, una hora después temblara y se cayera parte de la ciudad, al ver a mis alumnos llorando y a los padres de familia desesperados arrebatándome a sus hijos, lo único que estuvo bajo mi absoluto control fue el orden que tuvimos que hacer para entregar niños y salir sanos y salvos de la escuela, después de esa experiencia me acuerdo aún de lo que Miss Lau nos decía.

Y bueno al final, ¿de qué está hecho un maestro? Yo creo y siento que tal vez sea de la capacidad de aceptarse como humano, la claridad y simplicidad de tener poder en sus palabras y compartir sus conocimientos y de no pretender ahorrarnos el trabajo, pero si acortar las distancias hacia uno mismo y hacia nuestra evolución como seres humanos.

Al día de hoy aún recuerdo a mis profesores y maestras de la escuela los cuales me dejaron una huella imborrable misma que pretendo siempre transmitir a mis alumnos y profesores.

¿Y tú que recuerdos tienes de tus profes?

Share this post

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *